sábado, 16 de junio de 2018

La Historia Silenciada. Lo que no nos han contado de la Guerra Civil en Alcalá (I)


Ismael ALMAGRO MONTES DE OCA 


       La guerra civil es un periodo muy poco estudiado en la Historia de Alcalá, un periodo relativamente cercano en el tiempo, pero a la vez tan oscuro, de cuyos acontecimientos apenas tenemos referencias. Aquí apenas hubo enfrentamiento entre bandos, sino un cambio drástico de Régimen, en el que de la noche a la mañana se coartaron las libertades y derechos para establecer la tiranía y supremacía de una oligarquía local que vio en el golpe de estado la ocasión perfecta para mantener sus privilegios, seriamente amenazados durante el periodo republicano. 

      Conviene precisar algunos aspectos que influyeron en el derrocamiento de la II República y ver cómo influyeron en el desarrollo de los acontecimientos a nivel local. Alcalá siempre fue un pueblo muy respetuoso con la Iglesia y no se produjeron incidentes en la República, tal como se recoge en un documento oficial del ayuntamiento alcalaíno en 1937, en el que puede leerse: “no haber en esta daños en el Tesoro artístico, religioso, histórico y documental durante los años 1931 a 1936”[1] 


       Tampoco llegó a implantarse el sistema de escuelas laicas propuesto por la República en sustitución de la enseñanza religiosa, pues apenas tres meses antes del alzamiento militar, aún no se habían alquilado los locales necesarios para instalar 3 escuelas de niñas y una de párvulos.[2] La reforma agraria dio sus primeros pasos en nuestro término apenas 3 meses antes del alzamiento, expropiándose las fincas Capitana, Nieto, Vega Grande, Poyales y Pagana,[3] aunque solamente en esta última se instalará una colectividad de campesinos siendo ocupada oficialmente el día 27 de mayo de 1936.[4]

      Durante los años de la República, las distintas corporaciones municipales tuvieron que socorrer a los cerca de 2500 obreros censados y sus familias, que por culpa unas veces de las lluvias y otras de la falta de trabajo, no tenían con qué alimentarse. Baste decir que el ayuntamiento del Frente Popular, en apenas 3 meses, gastó la nada despreciable cifra de 74.277,65 ptas. en pan para dichos obreros. 

      Desde principios de julio de 1936, los dirigentes locales de Falange estaban preparados para el alzamiento militar, redactando el secretario de dicha organización, Vicente Marchante Romero, en su domicilio particular antes de proclamarse el Estado de guerra el bando que después se publicó[5]

     Una de las primeras decisiones del nuevo ayuntamiento fue la de depurar a los empleados municipales afectos al Frente Popular, destituyendo el día 29 de agosto a 11 funcionarios.[6] Otra fue la de sustituir los nombres de muchas calles, imponiéndose nombres de generales franquistas. 

      Nuestro municipio fue considerado frente de guerra hasta el día 2 de noviembre de 1936, fecha de la toma de la Sauceda, en la que participaron entre otros, 42 falangistas de Alcalá.[7] Antes hubo incursiones de fugitivos marxistas de Jimena, que se apoderaron de 30 obreros el 22 de agosto,[8] y el 17 de septiembre se produjo el asesinato de dos obreros en la Bovedilla. El 5 de octubre los jimenatos asaltaron la finca Pagana, robando cuatro caballos y enseres, que fueron recuperados por fuerzas de la Guardia Civil y de Falange. Gracias a un “chivatazo”, atacaron al grupo de jimenatos en Arnaos, donde mantenían retenidas a cuatro familias, que fueron liberadas. El grupo de Jimena logró escapar, pero fueron detenidas cuatro mujeres y varios niños que estaban con ellos y que fueron traídos a la localidad junto con más de 200 cabezas de ganado de las familias secuestradas.[9] El 10 de octubre se produjo el asalto del cortijo de Cabeza Redonda[10]. Hay constancia del asalto de otros cortijos, como el de Quiebra Hacha. El 27 de octubre un guardia civil y un guarda forestal mueren en una emboscada en la zona del Picacho. 


      Un dato desconocido hasta ahora y que refleja fielmente la dureza de la represión contra los republicanos es el impresionante número de detenciones que se produjeron en Alcalá durante la Guerra, pues durante el periodo que duró la contienda bélica, desde el 19 de julio de 1936 hasta el 31 de marzo de 1939, se producen nada más y nada menos que 465 ingresos en la cárcel municipal[11].

       En el libro registro de entradas y salidas de dicho depósito, de muy pocos se especifica el motivo de ingreso, bien por hurto, riña o embriaguez, entre otros, mientras que de la gran mayoría se anota “no lo dice”, pero nuestras investigaciones nos llevan a calcular que por encima del 70 % de esas detenciones se deben a motivos políticos, pues aparecen en el listado los nombres de fusilados o represaliados y familiares. No será hasta el día 25 de julio cuando el alcalde ordene las detenciones de parte de los miembros de la anterior corporación,[12] que serán posteriormente fusilados. Consta su ingreso en el depósito municipal los días 25 y 26 en el depósito municipal, desmintiéndose así las anotaciones del Diario de la Falange, donde se recoge que dichas detenciones tuvieron lugar el día 21 de julio. No son las únicas incorrecciones halladas en dicho Diario. 


    En Alcalá, la tradición oral aseguraba que se sometió a escarnio público a mujeres familiares de rojos, rapándoles el cabello, versión corroborada indirectamente en un documento de falange. Se halla en un informe de conducta enviado al juez municipal en agosto de 1937 en el que puede leerse: “…habita en casa de su tía, que es la madre de la criada de Yvison que se le corto el pelo” 

      Las nuevas autoridades intentaron desde un principio descabezar cualquier atisbo de resistencia con la detención y fusilamiento de los principales líderes de los partidos de la izquierda alcalaína y sin duda consiguieron meter el miedo en el cuerpo y atemorizar al pueblo. Es significativo el aumento de afiliados a Falange, al pasar de 58 afiliados un día antes del alzamiento, a contar con 134 justo un mes después, alcanzando en menos de un año la cifra de 592 inscritos.[13] Muchos familiares de víctimas del franquismo aparecen afiliados a Falange. 

       La otra organización en la que se apoyó el golpe, Comunión Tradicionalista, los Requetés, contaba con 108 simpatizantes el 18 de mayo de 1937, fecha en que se produce la unificación de estas organizaciones, aunque parece ser que no hubo buena sintonía entre ambas puesto que la rama femenina de estos últimos, las Margaritas, se negaron a entregar su local y tuvo que ser forzado por un cerrajero el 16 de marzo de 1938[14] Anteriormente ya se habían producido otros roces entre miembros de ambas organizaciones.[15] 


       Los falangistas mostraron un desprecio absoluto por la democracia, celebrando el 16 de febrero de 1937 un acto burlándose del aniversario del triunfo del Frente Popular: “elevar un pequeño tablado donde colocar una urna de las usadas en otro tiempo para las elecciones que acostumbraban a celebrarse, llenas de papeletas blancas semejantes a las utilizadas para aquellos fines, quemar la urna para lo cual y dada su composición, lo mejor sería rociar su contenido de gasolina”.[16]


      Hay también pruebas de que algunos miembros de las milicias insurrectas aprovecharon la ocasión para dedicarse al pillaje, hasta el punto de que el propio comandante militar de Alcalá tuvo que llamar la atención al jefe local de falange para que se entregara una yegua y un potro tordo requisados por la autoridad y que indebidamente estaban en poder de dos falangistas.[17] En otra ocasión, es el jefe de la falange de San José del Valle quien pide a su homónimo alcalaíno que le sea devuelto a su dueño, un camarada de aquel pueblo, 4 carros desaparecidos de la Venta Puerto de las Palomas, en poder de uno de Alcalá.[18]


NOTAS

[1] Archivo Municipal de Alcalá de los Gazules. AMAG. Registro de Salida. Libro 103. 

[2] AMAG. Actas de sesiones del Ayto. pleno. Libro 31 folio 24. Punto 11º de la sesión ordinaria del 16 de mayo de 1936 

[3] AMAG. Libro-Registro de entrada de documentos libro 142. 17 de agosto de 1936 

[4] AMAG. Actas de sesiones del Ayto. pleno. Libro 31 folio 31. Punto 5º de la sesión del 30 de mayo. El jefe del Servicio provincial del Instituto de Reforma Agraria insta al Ayto. a nombrar un representante para proceder a levantar el acta de ocupación el día 27, asistiendo Domingo Ortega de la Corte 

[5] AMAG. Documentos de Falange. Legajos 972 a 975. 4 de septiembre de 1941. Es imposible reseñar la ubicación exacta, por habernos encontrado la documentación de dichos legajos totalmente revuelta. 

[6] AMAG. Actas de sesiones del Ayto. pleno. Libro 31 folio 61 y vto. Punto 4º. 

[7]  AMAG. Documentos de Falange. Legajos 972 a 975. Salen de Alcalá el día 31 de octubre a las órdenes de Fernando Muñoz Jiménez-Pajarero. 

[8]  Edición del 24 de agosto de 1936 del periódico “La Información” 

[9]  “La Información” Edición del 9 de octubre de 1936 

[10]  AMAG. Documentos de Falange. Legajos 972 a 975. Es denunciado el asalto el día 10 por su propietario. 

[11] AMAG. Libro de detenidos depósito municipal 1936. libro 235 folios 2 a 14 

[12] AMAG. Libro-Registro de Salida de documentos. Legajo 64 

[13] AMAG. Documentos de Falange. Legajos 972 a 975. Registro de afiliados. 

[14] AMAG. Documentos de Falange. Legajos 972 a 975. Inventario de muebles y enseres del antiguo cuartel de las Margaritas que se forma al incautarse del mismo. El 26 de junio de 1937 el alcalde informó al gobernador civil de que no se habían integrado los cuarteles por excusas presentadas sobre igual acto de la sección femenina 

[15] Ib. 

[16] Ib. Circular nº 11 13 de febrero de 1936 

[17]Ib. 6 de noviembre de 1936. 

[18] Ib. 4 de mayo de 1937 

sábado, 9 de junio de 2018

Las Venidas de la Virgen de los Santos en la Historia (y IV)


AÑO: 1929
FECHA:  ¿?
MOTIVO: ¿?

      Gracias a la colección de fotografías de Antonio Vigslerio consta una venida de la Patrona, desconociéndose la fecha exacta y si está motivada por rogativas o si se trata de una venida gozosa por su festividad. 

 


       En el libro “Apuntes para la Historia de la Hermandad de la Virgen de los Santos” reseñé otra venida en el año siguiente, 1930, basándome en la misma colección. Sin embargo, analizada con detenimiento la fotografía que lleva dicha fecha manuscrita, creo que en realidad corresponde también a la venida de 1929, pues se puede observar que a los pies de la Virgen, apoyados en la media luna, existen dos sombreros, los cuales aparecen en idéntica posición en una de las fotografías de 1929, e incluso algunas  personas aparecen en ambas fotos y con idéntica indumentaria. 


AÑO: 1935
FECHA:  antes del 15 de abril
MOTIVO: rogativa por lluvia

      En los primeros días del mes de abril de 1935 se produce otra venida de la Virgen, motivada, una vez más por la falta de agua. La crónica recogida en la prensa de la época nos describe perfectamente el gran fervor religioso que reinaba en aquella Alcalá republicana. Creo necesario aclarar que durante la República no se produjeron, según fuentes oficiales posteriores al alzamiento militar, ningún destrozo de imágenes religiosas ni de iglesias, fruto del profundo respeto que los alcalaínos han tenido siempre hacia dicha Institución. Recordemos que, en la romería de 1931, a los pocos meses de la instauración del nuevo régimen, se temían alborotos, transcurriendo todo en la más absoluta normalidad. Pero quizás el ejemplo más claro de ese respeto hacia la Iglesia de la gente de izquierdas en Alcalá lo encontramos en 1933, en el entierro de la Hermana San Jorge en el cementerio municipal al prohibir la nueva constitución los enterramientos fuera de dichos recintos. Tanto su entierro como el nicho en que se le dio sepultura, fueron pagados por los miembros del Casino Republicano, que, como reconocimiento a la labor humanitaria que dicha monja había llevado en vida, decidieron abrir una suscripción para sufragar los gastos, suscripción, que dicho sea de paso, quedó cubierta el primer día. 

Pero volvamos a la venida de 1935. Esto ocurrió aquel año: 

La Virgen de los Santos viene a Alcalá 

      Aún estoy impresionado por el conmovedor espectáculo que ayer pudimos presenciar todos los hijos de Alcalá en esta nuestra querida ciudad. 

      Espectáculo de fe; escenas que demuestran cómo los pueblos, aun cuando en apariencia aletargados, reaccionan al conjuro de sus creencias y de su religión. 

      La pertinaz sequía está causando en nuestros campos daños incalculables, perjuicios tan grandes, que, ciertamente, si se prolonga, habrá de ser la ruina de muchos hogares; los ganados encuéntranse enflaquecidos y hambrientos, porque la escasa hierba no es bastante para alimentarlos; los trigales, los sembrados que en esta época han de encontrarse florecientes, exuberantes de vegetación y de vida, podemos hoy contemplarlos marchitos, raquíticos, arrasados cual si una infernal contienda hubiérase librado sobre ellos; van dorándose sus espigas como si el caluroso sol de junio empezara ya a dejar sentir su efectos sobre el valioso cereal. 

     Y el pueblo reflexiona, el pueblo piensa: ¿No será esto un castigo del Omnipotente a nuestras maldades y desvíos? ¡Ah, señores! En Alcalá de los Gazules aún hay fe; aún sus hijos saben prosternarse ante una Augusta Madre, ante la que también hincaron sus rodillas nuestras generaciones pasadas, nuestros padres y nuestros abuelos para que, con su amor de Madre y su poder de Reina, intercediera ante su Hijo y cesaran nuestras zozobras. 

      Encuéntrase emplazada la ermita de Nuestra Señora de los Santos en uno de los parajes más pintorescos y risueños de nuestras tierras alcalaínas; el amor de los fieles y la acertada dirección de la Hermandad de su nombre, han permitido reparaciones y obras por ellas sufragadas, que han convertido el santuario en un lugar hospitalario y agradable. 

      Pero no es en este aspecto externo en el que yo quiero detenerme; es hoy día de fe y por eso al llegar a la ermita yo me encuentro saturado de un ambiente extraordinario de espiritualidad; su capillita, no muy grande, sí es típicamente bonita; sus paredes no se ven, atestadas, materialmente abarrotadas de pinturas y cuadritos, figuras metálicas que semejan brazos y miembros humanos, en suma, innumerable cantidad de ex votos que revelan hasta qué punto la Virgen ha sido la valedora de Alcalá de los Gazules desde los más antiguos y cómo los alcalaínos han querido siempre ir dejando estos testimonios de su amor y de su piedad. 

      Durante todo el año, pero especialmente en las festividades de la Patrona, es incesante la cantidad de peregrinos que de todas partes acuden a prosternarse ante Ella; multitud de hijos de Alcalá, residentes fuera, acuden este día a rendirle pleitesía y reverencia. 

      Cuando nuestro pueblo atraviesa épocas de calamidad, sus hijos acuden a la Virgen y procesionalmente y la trasladan a la ciudad. 

      Este es el motivo por qué hoy nos encontramos aquí en compañía de una abigarrada multitud. Se ha organizado el desfile que preside el señor cura, D. Antonio Doña; coadjutor. Sr. Lara; alcalde, señor Mariscal, y gestores municipales señores Cobos y Domínguez, y ahora es cuando comienzan a desarrollarse las emocionantes escenas que vamos a relatar. 

     Sí. Yo he visto ayer un espectáculo que hacía llorar. A través de los campos marchitos, venía, fragante y hermosa, plena de hermosura y de gracia, nuestra Augusta Patrona la Virgen de los Santos. 

     A hombros de sus hijos va recorriendo los varios kilómetros que separan su santuario de nuestra ciudad; las andas van avanzando; en su derredor, la multitud se agolpa y con entusiasmo la vitorea. 

     ¡Viva la Virgen de los Santos!, sale de muchas gargantas y el pueblo contesta con fe aclamándola con delirio; otros no aciertan a hablar: la impresión y el entusiasmo del momento las hace enmudecer; muchos ojos se ven llorar y en el murmullo del inmenso gentío yo creo escuchar una oración: Virgen, tu pueblo no es malo; tus hijos te quieren de verdad; si muchos estuvimos adormecidos, henos aquí ya despiertos. ¡Míranos a tus pies, dispuestos a confesarte, dispuestas a quererte cada día más. 

      Hemos llegado al río que corta el camino y aquí se verifican los sucesos más típicos de esta romería. 

      Hemos acampado en las ferares vegas del Barbate. regadas por el río de este nombre; río que aquí, próximo a su nacimiento, es agradable, es simpático y risueño. Más adelante, cuando reciba otros afluentes que aumenten su caudal, acaso sea más majestuoso; pero a nosotros ya no nos parece tan bonito. Sí. Estamos en un lugar de poesía y encanto, lo mejor que tenemos para ofrendarlo a la Madre amada. 

      La multitud ha aumentado de tal forma, que es imposible dar un paso. No quiero hacer cálculos (falta texto) (falta texto = En la) “Pasada de la Virgen”. Aquí están confundidos, en un todo compacto, el rico y el pobre sin distinción de clases ni categoría porque todos son miembros de una misma familia, que tienen a una Madre común. 

      Esta muchedumbre humana, este gentío inmenso, incalculable, imponente, arriba en las márgenes del río. La Virgen adéntrase en el rio, que al cubrir hasta la cintura los hombres que la llevan, parece quedar la preciada efigie nadando sobre sus aguas, para así satisfacer los deseos del pueblo, que poniéndola en contacto con el necesario elemento, quiere de esta manera hacer ostensible su necesidad. Muchos la derraman sobre su manto ¡Virgen de los Santos, agua!, oye por doquier gritar a la muchedumbre. De los labios de otros eleva una plegaria. 

      El sol va declinando en el horizonte y nuestra Virgen va llegando a la ciudad. Aquí se suceden, sin interrupción; con delirio, con frenesí, los vivas, los vítores y las aclamaciones. El pueblo se (falta texto) la Virgen, rauda, va recorriendo las calles. Todos los balcones, todas las ventanas; pero entiéndase bien todas sin excepción, incluso las más pobres y menesterosas aparecen engalanadas artísticamente, adornadas con colgaduras e iluminaciones. 

     En triunfal viaje, en epopeya fantástica, vamos pasando todas las calles. Las campanas repican atronadoras, la muchedumbre aplaude y en todos los semblantes está pintada la alegría y la satisfacción. 

     Nuestra Virgen ha entrado la iglesia parroquial, bastante amplia, pero incapaz para contener la muchedumbre inmensa. Son muchos los que no pueden entrar. 

     El párroco, Sr. Doña González dirige a la multitud la palabra, palabra vibrante y enardecida, tanto que el público aclama con delirio, con loco frenesí, a su Virgen, a su párroco y a Alcalá católico. 

MARIANO TOSCANO PUELLES 

Alcalá, abril, 1935.”[59]

      Como era habitual, cada vez que se traía a la Patrona en rogativa de lluvia, las lluvias no tardarían en llegar: 

      “Después de una beneficiosa lluvia, aun cuando escasa, en la pasada semana, se ha remediado en algo el campo en este término municipal, esperándose con ella el crecimiento de la hierba que había desaparecido debido a las heladas y sequía sufrida desde noviembre a la fecha, y merced a ello, los ganados, tan abundantes en este término, podrán ser repuestos y preparados para su venta. 

      Sin esta lluvia, se hubiera consolidado la ruina de los ganaderos y de los labradores de esta comarca.”[60]


AÑO: 1936
FECHA:  posterior al 18 de julio 1936 - 1 junio 1939 (34 meses)
MOTIVO: guerra 

      En 1936 se produce una nueva venida de la Virgen, aunque no nos consta el traslado desde el Santuario ni la fecha concreta, que tuvo que ser en los días posteriores al estallido de la guerra civil, seguramente para ponerla a salvo de posibles represalias de los elementos de izquierdas. Lo que sí es seguro es que el 12 de septiembre, la Virgen se hallaba en la Parroquia, pues ese día llegaron las milicias de El Puerto de Santa María, lo que motivó que se improvisara una procesión por las calles de la localidad que no estaba prevista:



      “La Divina Providencia quiso que llegáramos en el día solemne en que el pueblo festejaba a su Virgen. En este muy noble pueblo la costumbre que existe es celebrar en el Santuario de los Santos—un poco distante de la población— una romería, y allí festejar a su Virgen. Este año, debido a que la Patrona se encontraba en la iglesia de la ciudad, la romería no se celebraba. Pero unos cuantos señores, con motivo de la llegada nuestra, nos dicen: 

—La Virgen saldrá porque ustedes han llegado. 

      Y dicho y hecho. Ellos realizaron activas gestiones, y el alcalde, don José Fernández Montes de Oca, persona que, como el pueblo que representa, posee grandes dotes de bondad y simpatía; el cura párroco y el capitán llegado convienen en ello, y la procesión se celebra a las seis de la tarde. 

     La salida de la imagen es grandiosa. 

     Nosotros, que tenemos muy reciente toda la grandiosidad que tuvo la fiesta de la Virgen que llevamos dentro de nuestros pechos, no podemos por menos de reconocer que Alcalá tiene también su corazón puramente religioso. Todo Alcalá, absolutamente todo, se apiña ante la iglesia. 

      Las fuerzas llegadas, con la Falange, Balillas y Requetés de la localidad, forman ante la plaza. Entre la inmensa muchedumbre que ocupa la entrada del templo, aparece la imagen de Nuestra Señora de los Santos, Patrona de este pueblo. Delante del “paso” van filas de bellas jóvenes Margaritas y Falangistas, y una presidencia compuesta por el señor Alcalde, don José Fernández Montes; comandante militar, don Antonio Muñoz, y el hermano mayor de la Hermandad de los Santos, don Julio Toscano. 

     Escoltan el “paso” seis números y un cabo de la Guardia cívica llegada, Detrás siguen los señores gestores municipales, un gran número de obreros y las fuerzas todas formadas. 

      El recorrido por todo Alcalá de la Virgen de los Santos es completamente imposible de describir, pues fué tal la emoción, tal la religiosidad del acto, que no pudimos por menos de conmovernos. El fervor religioso era tan grande que para poder dar una justa información de lo que es el pueblo de Alcalá había que presenciar cómo se discutían todos la Virgen, cómo la vitoreaban y cómo llegaron dentro del gozo de todos los obreros hasta cantarle saetas. 

     Una vez en la iglesia la imagen, el padre Serrano Cid pronunció un bello sermón, en el que patentizó el amor y catolicidad del pueblo, e hizo un elogio de todos los que luchan por la Religión y la Patria, agradeciendo en nombre de la ciudad a la Guardia cívica del Puerto de Santa María su cooperación en el acto que se había celebrado. Terminó con un viva a España, a Alcalá católico y al Ejercito. 

     Hoy por la mañana se celebró en la Plaza de la Iglesia una Misa de campaña a la que asistieron las fuerzas todas armadas y numeroso público. 

     Al terminar desfilaron por delante de la imagen, que la habían situado a un lado de la plaza en magnífico altar, siendo muy aplaudidas. 

MUÑOZ 

Alcalá 13-9-36” 

       En octubre de dicho año, la Virgen sigue en la Parroquia, lugar donde recibe la visita de un grupo de requetés alcalaínos llegados desde el frente: 

      “Día nubloso, pero grande, para este envidiado pueblo. Las autoridades militares, civiles y eclesiásticas, Requeté, Falange, con sus Flechas; Milicias Cívicas y todo un verdadero gentío, se apiñan en la entrada del pueblo. Ya se divisa a lo lejos el color rojo de sus boinas; ya se oyen sus gritos de ¡Viva España! y las notas del Oriamendi, llantos, risas, vivas, y por encima de esto, la voz de Manolo Barroso, que dice: Requeté: ¡Viva Nuestra Señora de los Santos! ¡Viva Alcalá!, y miles de gargantas contestan: ¡Viva! 

     Se organiza la comitiva, abriendo paso las escuadras de gastadores de los Flechas, detrás los Requetés, después Falange y Milicias Cívicas, y por todas partes vivas y aplausos, hasta dar la vuelta a la Plaza de Montes de Oca y subir a la Iglesia Parroquial. 

    En ella se encuentra la venerada Virgen de los Santos, y los Requetés, como buenos hijos, quieren que su primera visita sea para Ella, que los ha devuelto sanos de cuerpo y alma. 

     Se entona un Te Deum y una Salve y se dan cuatro vivas: uno a Cristo Rey y los otros a España, al Requeté y a Falange.” 

      Correrá el tiempo y la Virgen permanecerá alojada en el templo parroquial y así, el 29 de mayo de 1937 a las 7,30 de la tarde se produce una procesión en rogativa y penitencia desde la Iglesia de la Victoria hasta la Parroquia para postrarse a los pies de Nuestra Señora de los Santos para pedirle el fin de la guerra con el triunfo de las tropas nacionales. En septiembre, las fiestas de la Patrona tienen lugar en el templo de San Jorge, gastando el ayuntamiento 413 pesetas en dicha función y 350 ptas. en un sexteto musical traído de Cádiz para amenizar los actos. La tradicional comida que se solía dar a los pobre en el Santuario el día de la Virgen, el popular “Rancho”, se reparte el día 12 en la Iglesia de Santo Domingo. 

      Aquí seguirá también todo el año 1938 y hasta que no acaba la guerra en abril de 1939, no se darán los pasos para devolver a la Patrona a su ermita. 

      Entre el 20 y el 24 de mayo desde el Ayuntamiento se pedirán a los gobernadores militares de Cádiz, Algeciras, Málaga y Ceuta y a los capitanes del Ejercito Sur de Sevilla y del Batallón de Falange de Cádiz que concedan licencia a todos los soldados alcalaínos para que asistan al traslado al Santuario, que tiene lugar el día 1 de junio: 

      “Han resultado muy emocionantes y quedará de ellas imborrable recuerdo entre todos los alcalaínos las solemnes fiestas organizadas en la ciudad, con motivo del traslado de la Santísima Virgen de los Santos, Madre y Patrona de este pueblo, al pintoresco rincón de su Santuario. 

      Los días 28, 29 y 30, hubo un triduo de despedida a la celestial Señora, que estaba en un altar rebosante de flores y de luces, cantando admirablemente los coros de Juventud Católica femenina y predicando fervorosamente el canónigo de esa Catedral, hijo de la localidad don Francisco Serrano Cid, invitado expresamente por el señor párroco don José A. Lara, que ha recibido plácemes por la brillantez de todos los actos. 

     El miércoles 31 desde muy temprano los sacerdotes oyeron en confesión a multitud de personas, los niños lo hicieron la tarde anterior y hubo misa de Comunion de los niños y niñas de los Colegios entre los que había un medio centenar de quienes recibían a Jesus por vez primera, durando la ceremonia hasta las diez y media de la mañana, dirigiendo una plática muy elocuente el P. Serrano. 

      Por la tarde a las cinco hubo el ejercicio del ultimo día del mes de Mayo: ofrecieron flores recitando versos muchas niñas vestidas de blanco y desfilando todos los niños y después los mayores, bajo el manto de la Patrona, que estaba colocada delante de las gradas del altar mayor, saliendo a continuación procesionalmente a visitar a las monjas del Convento de Santa Clara donde se cantaron varias plegarias y después a las Religiosas de Jesús, María y José, donde hubo canticos y recitaron versos una pequeña encantadora, Inés Sánchez y otra monísima niña de Cádiz, mariquita Ferrer Serrano, alumna del Colegio de la Torre de Tavira. Al regresar el cortejo a la Iglesia Parroquial predicó el Padre Serrano, dando las gracias a la Santísima Virgen por todos los beneficios dispensados a sus hijos y pidiéndole siga protegiendo a la nueva España. 

      A partir de ese momento comenzó la animación para asistir a la romería del día siguiente; las calles ofrecían aspecto desconocido, se puede decir que esa noche, víspera del gran día, se durmió nada o muy poco en el pueblo; todos hacían plan de ir acompañando a la Patrona; había multitud de soldados con permiso, que daban muestras de su natural alegría y todo hacía presagiar un día magnifico, pero la realidad superó en mucho a las esperanzas. 

      ¡1 de junio de 1939! Nunca te podremos olvidar; la Virgen Santísima parecía sonreír ante aquel cuadro de fervor cristiano. La mañana amaneció lindísima, apacible, primaveral; a las 4 y media y a las 5, se dijeron misas en la Parroquia y a las seis menos minutos salía la Virgen del templo, yendo detrás del paso las autoridades locales y delante el Hermano Mayor y el Padre Serrano. 

      Se descendió por la calle de la Carrera, calle Nueva, calle de la Amiga, plaza de la Cruz, calle Primo de Rivera para bajar por la Calzada hasta las afueras; el espectáculo era algo maravilloso y sorprendente, la Virgen llevaba su manto grana con estrellas de plata, luciendo sus andas y llevando cosidos en lazos los retratos de todos los soldaditos que tenia guardados bajo su manto y han visto el glorioso final de la campaña. Al llegar a San Antonio, la Virgen en vuelta cara al pueblo para bendecirlo, las lagrimas se agolpan a los ojos y salen sin dificultad; la banda de cornetas, tambores y música de la Falange de Cádiz interpreta el himno Nacional y emprendemos el camino. La carretera va llena de romeros, entre los que se ven muchas mujeres completamente descalzas y otras con medias; en el trayecto se incorporan familias de hijos de Alcalá que acaban de llegar de Jerez, Cádiz y hasta de Sevilla, acompañando también a su Patrona el digno comandante de Estado Mayor don Manuel Sánchez Puelles, liberado milagrosamente de Madrid con todos sus familiares. 

      Llegamos a los Santos cerca de las diez y media y ya nos esperan allá un contingente tan grande como el que llega con la Virgen, hay caballistas muy niños que vistiendo el típico traje andaluz acompañan a la comitiva ir fuera del camino, escoltando a la celestial Señora, hay un enjambre de muchachas bonitas ataviadas con trajes típicos, que tanto las hermosea, pero sin que ni un momento se haya perdido la compostura de una romería piadosa; se han rezado las tres partes del Santo rosario, se ha pedido por las necesidades de la Iglesia, por la Intención del Pontífice, porque la Virgen señale las rutas del nuevo Imperio, se ha pedido por Alcalá, se ha recordado a los muertos de ahora y a los muertos de antes, en una palabra, se ha hecho Patria y se ha dado rienda suelta a la fé y a la devoción… 

      El Iltmo. Sr. Vicario Capitular que ha llegado hace pocos momentos de Cádiz, asiste a la Misa, que oficia el canónigo señor Serrano cid, colocándose las autoridades al lado del Evangelio y terminando el Santo Sacrificio, el Sr. Vicario dirige su autorizada palabra al pueblo explicando la protección de la Virgen al pueblo español en esta Santa Cruzada de nobles ideales, en que defendíamos la civilización cristiana. 

      El cuadro que presenta el atrio es de una abigarrada muchedumbre que se extiende de abajo a arriba del llan a la falda y entonces contemplamos algo emocionante. Desfilaron llevando la banda de música en cabeza todos los soldados del pueblo por delante del paso de la Virgen, entre aclamaciones y vitores a la Virgen, a España y al Caudillo. 

      La imagen de la Patrona fue colocada en el camarín de la Iglesia, bastante bello por cierto, después de las doce, cantándose la Salve. 

      Después, como siempre, la limosna y comida a los pobres, con abundante carne (se mataron dos reses), patatas y un pan, que da gloria comerlo, y hasta las últimas horas de la noche, se pasó un día por todos conceptos inolvidable. Así es este pueblo cuando se trata de demostrar lo que quiere a su amada Virgencita… 

XXX 

Alcalá 2 Junio 1939. Año de la Victoria.” 


AÑO: 1947
FECHA:  marzo
MOTIVO: misiones

      En marzo de 1947 se organizan nuevas misiones para evangelizar al pueblo, teniendo como principal instrumento evangelizador a la Virgen de los Santos. Los libros de cuentas de la Hermandad recogen los gastos ocasionados en dicho mes con tal motivo. Como dato curioso, en el mes de abril se consignan en dichos libros el gasto de 600 ptas. En el traslado de la Patrona alcalaína a Cádiz para la coronación de la Virgen del Rosario, que tuvo lugar el 4 de mayo de dicho año. 

“Marzo 

Importe venida Patrona a las Misiones 664 ptas 
Donativo a la Junta Parroquial Pro Misiones 100 ptas 
Importe segundo traslado Patrona a Parroquia 408 ptas 

Abril 

Importe camión Patrona a Cadiz 600 ptas”[61]



AÑO: 1949
FECHA:  18 marzo - 30 abril
MOTIVO: rogativa por lluvias

      A mediados de marzo se vuelve a pedir auxilio a la Virgen para que remedie la sequía que azota los campos, trayéndose el día 18, permaneciendo en la población hasta el 30 de abril: 

“Marzo 

Dia 18 A Miguel Perez de gastos originados traslado de la Patrona 27 ptas 
Dia 22 Al fotógrafo de 13 fotos para el álbum 
Dia 22 obsequio dado a los hombres que ayudaron a llevar el paso el dia de los enfermos 125 ptas 
Dia 24 Al fotógrafo de tres postales de la Procesion de la Virgen 21 ptas 

“Abril 

Dia 30 De cohetes empleados el dia que trajeron la Virgen 264 ptas”[62]















AÑO: 1952
FECHA:  posiblemente el 14 de mayo
MOTIVO: misiones

      Como sucedió en 1947, en mayo de 1952 se organizan nuevas misiones y de nuevo se vuelve a traer la Virgen hasta el núcleo urbano, tal como se dejó anotado en los libros de cuentas de la Hermandad de la Patrona: 

AÑO: 1963
FECHA:  octubre
MOTIVO: misiones

       Pasará más de una década para documentar una nueva venida, en octubre de 1963, nuevamente por misiones evangelizadoras: 

“A los que ayudaron a traer la virgen con motivo de la Santa Misión 400 ptas 
A Jose Crespo por el viaje de trasladar al personal al Santuario para traer la virgen 380 ptas”[63]

AÑO: 1968
FECHA:   mayo
MOTIVO: misiones 

      Cinco años más tarde, en mayo de 1968, se vuelve a traer a la Virgen con idéntico motivo, contándose esta vez con la actuación de una banda de música, tal como recogen las cuentas de la Hermandad de dicho mes: 

“Actuacion Banda Musica Jerez en traída Stma virgen 12000 ptas 
Al Sr. Cura, ¿? Sacerdote ¿? En la función? Traída Stma Virgen 500 ptas 
Otros Predicador D. José Maine 1500 ptas 
Traslado del paso y preparación del mismo 300” [64]

      En la Casa-Hermandad de la Patrona, se conserva una fotografía original de esta venida anotándose al dorso la fecha y el motivo de la misma: "procesión Santas Misiones solo de hombres" 



AÑO: 1974
FECHA:  22 diciembre 1974 - 12 enero 1975 (22 días)
MOTIVO: rogativa por lluvia

       En diciembre de 1974 se produce la última venida de la Virgen por motivo de rogativa por lluvia, tras las peticiones que muchos vecinos hacen a los miembros de la Junta de gobierno de la Hermandad: 

“Traida Stma. Virgen 

Punto 2º Se trata ampliamente sobre la posible traída de la Stma. Virgen a nuestra Ciudad con motivo de la pertinaz sequia que padecemos; teniendo presente a este respecto las peticiones del Sr. Alcalde y la del Presidente de la hermandad de Labradores y Ganaderos favorables al traslado de la Stma. Virgen. Los reunidos por unanimidad acuerdan lo siguiente: a) Que se traslade la Stma. Virgen a nuestra Ciudad el próximo dia 22 por la situación de verdadera calamidad creada por la pertinaz sequia. B) Que dicho traslado se realice en camión hasta la puerta de la Piscina Municipal donde se organizará la Procesión con estación en el Jardin Municipal donde se celebrará la Sta. Misa a las 11 ½ de la mañana, a continuación la Procesion de Rogativa seguirá hasta la Parroquia, durante este trayecto se rezará el Sto. Rosario y se elevarán plegarias a la Stma. Virgen implorando la lluvia. A la llegada y en algunos puntos del recorrido se tirarán cohetes. C) que durante los días 27, 28 y 29 del actual se celebre solemne Triduo de Rogativas de a la Stma. Virgen, encargándose el Sr. Cura de gestionar predicador. Durante todos los días de estancia de la Stma. Virgen en nuestra Ciudad, en la Iglesia Parroquial se rezará el Sto. Rosario a las 19,30 horas y se celebrará la Sta. Misa a las 20 horas. D) El ultimo dia de estancia de la Stma. Virgen en la localidad se trasladará a la Iglesia de la victoria desde donde, al día siguiente , será trasladad al Santuario . 

e) Se realizara propaganda de estos actos por medio de octavillas, prensa provincial y ¿? De la localidad; procurándose los medios posibles de disponer de un megáfono para la organización de la Procesión. 

Ofrecimiento de flores 

     Finalmente el Sr. Alcalde manifiesta el deseo del Ilustrísimo Ayuntamiento de ofrecer flores a la Stma. Virgen a su llegada a nuestra Ciudad lo cual es recogido con beneplácito por todos los asistentes”[65]

      Precisamente será en 1974 cuando se plantee por vez primera la posibilidad de establecer venidas festivas cada cierto número de años. La idea partió del Teniente Hermano Mayor de aquella Junta de Gobierno, D. Manuel Quirell Figuer, que propuso venidas trienales.



AÑO: 1980
FECHA:  17 mayo - 1 junio (16 días)
MOTIVO: festivo

      No será hasta la aprobación de unos nuevos Estatutos de la Hermandad en mayo de 1980 cuando se fijen las venidas festivas cada 5 años, siendo puestos en práctica rápidamente, pues el 17 de mayo se produce una nueva venida: 

“Punto 3º: Siendo preceptivo por los vigentes Estatutos el traer a la Santísima Virgen en este año y decidido con anterioridad que sea en mayo, se trata sobre las fechas y demás aspectos de dicha traída. En síntesis se aprueba: Las fechas serán el 17 de mayo para la traída y el 1 de junio para la vuelta. La hora de salida del Santuario, las 2 de la tarde. El recorrido se decide que sea siguiendo la antigua tradición de cuando la Virgen venia a la ciudad por el viejo camino del rio Barbate para desembocar en la carretera de paterna y subir por la Salada, haciendo todo el camino a pie y la Virgen en su paso. Respecto a la vuelta se hará de manera mas cómoda, partiendo en camión desde San Antonio, luego de la misa en el jardín Municipal, hasta la portada para desde allí otra vez a pie hasta el Santuario. Se encarga al Sr. Cura y al Secretario y Vocal de Culto la preparación de la solemne Novena en honor de la Señora durante los nueve últimos días de su estancia en la ciudad…”[66]

AÑO: 1985
FECHA:  11 mayo - 26 mayo (16 días)
MOTIVO: festivo

     Tal como mandan los Estatutos de 1980, se organiza una nueva venida festiva en mayo de 1985, recogiéndose en las actas de la Junta de Gobierno de la Hermandad el programa de actos que se desarrolló durante la estancia de la Virgen en la población: 

“Punto 2º 

…la traída se efectuará el sábado 13 de mayo, saliendo del Santuario a las 13 horas. 

     El recorrido será el camino antiguo, es decir, siguiendo el curso del rio en sentido ascendente hasta el Prado para luego entrar en la ciudad por la calle Ntra. Sra. de los Santos (Salada). A la llegada a la Parroquia se celebrará santa Misa. 

     Todos los días de su estancia en la ciudad se celebrará función religiosa desde las 21 horas, permaneciendo abierta la Parroquia desde las 9 hasta las 13 y desde las 17 al final de la celebración, encargándose la Hermandad de buscar a una persona de confianza que durante las horas en que el templo permanezca abierto esté allí al cuidado del orden y la seguridad. 

      Durante los 17 al 25, ambos inclusive, se celebrará solemne novenario en honor de la Santísima Virgen, procurando que la presidencia de la celebración y la predicación estén cada día a cargo de un eclesiástico distinto y dedicando cada uno de los días de la novena a una intención particular. 

      La vuelta se efectuará el domingo 26, saliendo de la Parroquia a las 7 de la mañana, bajando al jardín municipal donde se celebrará la Santa Misa, para llegar posteriormente hasta San Antonio donde la Imagen de la Señora será subida en un medio de transporte que la conducirá hasta la segunda cruz donde será bajada y de nuevo a hombros conducida hasta el Santuario”[67]

(fotografía Andrés Moreno Camacho)
AÑO: 1990
FECHA:  12 mayo 
MOTIVO: festivo


(fotografía Ismael Almagro Montes de Oca)

AÑO: 1991
FECHA:  3 mayo 
MOTIVO: festivo (re-apertura de la Parroquia)

     El 3 de mayo de 1991 la Virgen de los Santos es trasladada desde su Santuario para la reapertura de la Parroquia de San Jorge, que había permanecido varios años cerrada por una restauración integral.


Extracto del Acta del Cabildo General Ordinario de la Hermandad celebrado el 27 de enero de 1991


AÑO: 1994
FECHA:  7 mayo 
MOTIVO: festivo

      A partir de 1994 las venidas quinquenales de la Virgen pasan a ser cada cuatro años, para que cada Junta de Gobierno de la Hermandad pudiera vivir la experiencia de traer a la Patrona hasta la población.

(fotografía Ismael Almagro Montes de Oca)



AÑO: 1998
FECHA:  1 mayo 
MOTIVO: festivo


(fotografía Ismael Almagro Montes de Oca)

AÑO: 2002
FECHA:  4 mayo 
MOTIVO: festivo


(fotografía Ismael Almagro Montes de Oca)
AÑO: 2006
FECHA:  13 mayo - 28 mayo (16 días)
MOTIVO: festivo


(fotografía Mar Jiménez Cumbre)


AÑO: 2010
FECHA:  1 mayo - 8 junio (38 días)
MOTIVO: festivo


(fotografía Mar Jiménez Cumbre)

AÑO: 2014
FECHA:  10 mayo - 8 junio (30 días)
MOTIVO: festivo

(fotografía Mar Jiménez Cumbre)

NOTAS

[59] “La Información”. Edición del 14 de abril de 1935. 

[60] “La Información”. Edición del 4 de mayo de 1935. 

[61] Libro cuentas Hermandad 

[62] Libro cuentas Hermandad de Ntra. Sra. de los Santos 

[63] Libro de Cuentas de la Hermandad. Gastos mayo 1963 

[64] Libro de Cuentas de la Hermandad. Gastos mayo 1968 

[65] Libro Actas de la Hermandad. Sesión del 17 de diciembre de 1974. Folios 15 y vuelto. 

[66] Libro Actas de la Hermandad. Sesión del 20 de marzo de 1980. Folios 49 vuelto y 50 

[67] Libro Actas de la Hermandad. Sesión del 15 de marzo de 1985. Folios 116 vuelto y 117

sábado, 2 de junio de 2018

Un Corpus accidentado



Ismael Almagro Montes de Oca

       Hace tiempo, en estas mismas páginas, di cuenta de cómo eran las celebraciones de las fiestas del Corpus en nuestra localidad en el siglo XVI, fiesta que, a veces, no acaban de la mejor manera (http://historiadealcaladelosgazules.blogspot.com.es/2016/04/fiesta-con-toros-en-1561.html

      Hoy traigo otro suceso parecido, acaecido en la misma fiesta. Si en 1561, el toro se despeñó por la Puerta de la Villa, en 1642 el toro se despeñó por el muro “mirador” frente a la Puerta del Sol, cayendo sobre una vivienda a la que causó graves daños, rompiendo varias vigas del techo y de un entresuelo.


En este Cavildo martin del pino vs desta vª dixo que en las fiestas de toros que se hisieron en onra del santísimo sacramento salio uno de los toros del apiaradon del (¿?) y se echo por el mirador de la puerta del cavdo (cabildo) q dio sobre el texado de sus casas y ronpio dos alfaxias y tiseras y cobro muxas Texas y al entresuelo donde ronpio dos bigas y todo el entresuelo dexando toda la casa atormentada por aver caydo del piso superior pidió y suplico al qº por ser onbre pobre y no puede edificarla suplico se le mande librar lo que fuere servido para ayuda a ratificarlo y nombrar alarife que la vea y se le libre lo que mandaran y el dicho qº (Concejo) dixo que la dha casa la vean dos alarifes y debaxo de juramto declaren y se trayga la declarasion al cavildo desta vª y lo vean con asistencia de fra (ilegible) y andres días diputados de fiestas y asi se acordó” [1]




NOTAS

[1] Archivo Municipal de Alcalá de los Gazules. Legajo 9 folio 449. Cabildo del 20 de julio de 1642 




sábado, 26 de mayo de 2018

Las Venidas de la virgen de los Santos en la Historia (III)



AÑO: 1903 
FECHA: abril
MOTIVO: rogativa por lluvia 

      En abril de 1903, ante la escasez de agua, muchos vecinos solicitaron al alcalde la conducción de la Patrona hasta la localidad para implorar lluvia: 

“El Sr. Presidente dispuso que se le habían acercado varios vecinos caracterizados en solicitud de que fuese conducida a esta Ciudad desde su Santuario donde se encuentra Nuestra Excelsa Patrona la virgen de los Santos. 

      El Ayuntamiento acordó por unanimidad acceder a lo pretendido comunicándosele este acuerdo al Sr. Cura de las Iglesias de esa Ciudad a fin de que disponga lo concerniente para la traslación nombrándose diputados por parte de este municipio para que lo represente en este acto al teniente de Alcalde Don Francisco Arroyo Rodríguez y Concejal Don Pedro Mariscal de la Cuesta.”[29]

AÑO: 1905 
FECHA: abril
MOTIVO: rogativa por lluvia 

      En la primavera de 1905 apenas llovió y la sequía obligó al ayuntamiento a socorrer a la clase jornalera sin trabajo en el mes de marzo. Nuevamente se repite el protocolo de siempre, al pedir muchos vecinos traer a la Virgen: 

     “El Sr. Presidente dijo: Que todos han conocido la solicitud de varios vecinos sobre conducion a esta Ciudad en penitencia de Nra. Excelsa Patrona Maria Stma. De los Santos con objeto de alcanzar de su gracia con la pertinaz sequia que azota nuestros campos; en su virtud los Sres. Concejales acordarían lo que creyesen mas justo. 

      Después de una breve discusión y de oído el parecer de varios Sres. Concejales se acordó por unanimidad la traslación a esta Ciudad de la Sma. Virgen nombrándose para que represente al Ayuntamiento en los actos religiosos que tratan de celebrarse al Sr. Dn. Juan Olmedo Moreno y Don Pedro Mariscal Cuesta: todo lo cual se hará saber al Sr. Arcipreste para que disponga lo conveniente para el cumplimiento de este acuerdo”[30]

AÑO: 1907
FECHA: 1 abril
MOTIVO: rogativa por lluvia 

      Los vecinos piden al ayuntamiento traer a la Virgen, que será traída el día 1 de abril: 

      “Debiendo ser traída a esta Poblacion el lunes próximo a instancias del vecindario desde la Ermita de los Santos Nuestra Excelsa Patrona; el Ayuntº siguiendo las practicas establecidas, designó para que le represente en dicho acto y en todos aquellos que se realicen hasta que vuelva la Sagrada Imagen al Santuario donde se venera, a los Sres. Mariscal y Mancilla”[31]

      La misma semana en que la virgen estaba en la Parroquia, el ayuntamiento tuvo que socorrer a los obreros sin recursos por la falta de lluvias desde el 4 al 8 de abril, gastándose 371,37 ptas.[32], debiendo llover a partir de esa fecha, pues ya no constan más socorros a los jornaleros y se celebran actos en honor de la Patrona los días 1 y 2 de mayo.[33]

AÑO: 1910
FECHA: Posterior al 11 abril
MOTIVO: rogativa por lluvia 

      En el mes de abril se produce una nueva venida de la Patrona, motivada por la falta de agua, volviendo los vecinos a solicitar al Ayuntamiento su traslado hasta la ciudad: 

      “El Sor. Presidente dijo: Que se le han acercado representaciones de todas las clases de la sociedad solicitando que el Ayuntamiento acuerde que Nuestra Señora Excelsa Patrona la Virgen de los Santos sea conducida a esta Ciudad siguiendo una costumbre de tiempo inmemorial para impetrar de su Divina gracia nos conceda el remedio que hoy reclaman nuestros campos perdidos por completo de continuar la pertinaz sequia que los azota, por lo cual daba cuenta a la Corporacion para que ésta resuelva lo que crea procedente. 

     El Ayuntamiento teniendo en cuenta la razón de los peticionarios acordó al Sor. Arcipreste para que disponga lo conveniente, nombrándose a los Sres. Concejales D. Vicente Fernández Piñero y D. Francisco Puelles para que representen a la Corporacion en cuantos actos se celebren”[34]

AÑO: 1910
FECHA: 11 septiembre
MOTIVO: festivo

      El 29 de agosto el obispo aprueba los Estatutos por los que se ha de regir la refundada Hermandad de la virgen de los Santos, en los que se establece una venida anual coincidiendo con la celebración del Jubileo en el Santuario: 

      “Anualmente y en el mismo día de la expresada fiesta, ó diez días anteriores á ella, vendrá procesionalmente la Bendita y Milagrosa Imagen de Ntra. Patrona, á esta Parroquia de San Jorge, previo conocimiento del Muy Ilustre Municipio de esta Ciudad: los gastos que originen tanto la Procesión como la Solemne Novena que ha de celebrarse en honor á Nuestra Patrona en dicho Templo Parroquia], serán de cuenta de la Hermandad; aceptando ésta tan solo, las limosnas que voluntariamente dé los fieles: más cuando en el caso desgraciado de calamidad viniese Nuestra Patrona en Procesión de Rogativa, no intervendrá la Hermandad ni serán de su cuenta los gastos; siguiéndose entonces la tradicional costumbre de nombrar al efecto, Diputados del Municipio y Clero. 

      Una vez que la Junta Directiva de la Hermandad haya tenido conocimiento por el Sr. Arcipreste del traslado de la Patrona, de su Santuario á la Ciudad, nombrará cuatro Hermanos encargados solamente de acompañar con el señor Mayordomo y Diputados, la Bendita Imagen durante la Procesión.”[35]


      Hay que aclarar que el término JUBILEO es el que se ha usado siempre en todos los documentos antiguos para referirse a la celebración de lo que hoy conocemos como ROMERIA, término que empieza a imponerse en la segunda mitad del siglo XX. 

     El origen del JUBILEO-ROMERIA está relacionado con la celebración de la festividad del Dulce Nombre de María. Esta fiesta, concedida ya por Roma a Cuenca en 1513 y luego suprimida, no se instauraría en toda la Iglesia hasta que el 12 de septiembre de 1683, los polacos derrotaron a los turcos en el asedio de Viena, por concesión de Inocencio XI. Sabemos que en 1700 ya se celebraba el jubileo en el Santuario, pues así quedó recogido en los mandatos del obispo F. Alonso de Talavera en su visita pastoral. Por tanto, creemos que el jubileo en los Santos debió instaurarse entre 1683 y 1700. Es más, habiendo examinado con minuciosidad todas las actas del cabildo alcalaíno entre 1543 y 1652, no encontramos ninguna referencia a fiesta en la ermita de la Patrona. 

     En los primeros días de septiembre, de acuerdo con los recién estrenados Estatutos de la Hermandad, se acuerda una nueva venida, la segunda en dicho año, aunque esta vez por motivos festivos y así se comunicó al Ayuntamiento, que como vemos, al no ser por rogativa, no nombró diputados al efecto: 

     “Se dio cuenta de una Comunicación del Señor Arcipreste dando cuenta de que el Domingo once del actual esta acordada la traslación a esta Ciudad de Nuestra Patrona la Virgen de los Santos. El Ayuntamiento prestó su conformidad a tal acuerdo”[36]

AÑO: 1912
FECHA: 4 PM 12 septiembre - 4 AM 26 septiembre (16 días)
MOTIVO: festivo
      El jueves 12 de septiembre de 1912 se celebra la festividad de la Patrona en el Santuario. Tras la misa se hizo el tradicional reparto de comida entre los pobres hasta que, a las cuatro de la tarde, se inicia la procesión con la Virgen hasta el pueblo, siguiendo lo dispuesto en los Estatutos de 1910: 

      “Con la solemnidad inusitada de años anteriores se ha celebrado la función en honor de nuestra Patrona en el Santuario de los Santos, aunque lo desapacible del día de la víspera no hizo acudir gran concurrencia de fieles a dicho Santuario pero el día de la Patrona lo inundó una inmensa concurrencia que prestó a dichos actos la animación de los años precedentes. Celebró la Misa el Sr. Cura y Arcipreste, ministrado de los señores Morcillo y Brenes, actuando la capilla de música de esta parroquia compuesta de los Sres. Cobos y Rodríguez. 

     Después del Evangelio ocupó la sagrada cátedra el P. Morcillo quien hizo un entusiasta panegírico de la Stma. Virgen. 

     Terminada la función se repartió suculenta limosna a los pobres, compuesta de más de trescientas raciones, celebrándose del mismo modo la comida oficial entre gran fraternidad y alegría. 

     Transcurrió el día agradablemente, sin novedad hasta las cuatro de la tarde, en que se puso en marcha la comitiva desde los Santos hasta Alcalá, con el mayor orden y compostura. 

     En la procesión venían los PP. Romero (canónigo de Ceuta) y Morcillo, y a cargo de la Virgen, como es costumbre, los Sres. Gutiérrez (padre e hijos). 

     Al anochecer llegó al pueblo la Patrona, entre las aclamaciones enardecidas de la muchedumbre y al acorde de las campanas. 

     En las afueras esperaban a la Señora la Cruz y Clero Parroquial. 

     En todas las casas del pueblo lucían magníficas iluminaciones…” [37]


     Con la Virgen en la Parroquia, la noche del 16 de septiembre empieza a celebrarse una Novena: 

      “El día 17, después del toque de oraciones, empezó en la hermosa Parroquia de San Jorge, la solemne Novena que anualmente se celebra en honor de la Virgen de los Santos. La milagrosa imagen, colocada en hermoso altar bajo el presbiterio del lado de la Epístola, ostentaba profusa iluminación de cera en artística candeleria de plata y además gran iluminación eléctrica de bombillas de colores costeada por la Compañía de la Fabrica de electricidad de ésta, que tiene por ejecutoria de su fachada el nombre de Nuestra Señora. 

      La concurrencia de fieles, no sólo por las noches sino por las mañanas mientras las Misas y en el transcurso de todo el día ha sido numerosísima, tal como el número de Comuniones verdaderamente consolador. 

     Los sermones, a cargo del Sr. Arcipreste y Cura propio, hermosísimos; explicó durante las nueve noches el grandioso himno Ave Maris Stella, teniendo sermones elocuentes y sentimentales sobre el "Salve, estrella de los mares", "Feliz Puerta del Cielo", "Desata los grilletes a los reos ", "Da luz a los ciegos'', " Concédenos una vida pura", "prepáranos un camino seguro". Admirable sobre toda ponderación el "Muéstranos que eres Madre" y al de la última noche, en que demostró nuestro fin, gloria eterna, la visión beatifica, para que viendo a Jesús le alabásemos en compañía de su Madre. 

     La súplica de la postrera noche fue escuchada con gran religiosidad por numerosos hombres que llenaban nuestro bien tallado Coro. La parte musical a cargo de escogidas y delicadas voces dirigidas por los señores Rodríguez y Cobos, dio el apetecido resultado cantando en las diversas noches variadas letanías, coplas y Salves de repetidos autores. 

     La última noche hubo Salve solemne cantada por el señor Arcipreste, ministrado de los señores Montemayor y Brenes de diácono y subdiácono, terminando con la bendición en la que incensaban al Santísimo los señores Romero Barea y Morcillo.” [38]

     Durante 9 días, desde el 16 al 24 de septiembre, se suceden las misas en honor de la Patrona y el miércoles 25 se produce la visita de la Virgen a las comunidades de las clarisas y monjas del Beaterio, siguiendo antigua costumbre: 

      “La novena terminó el 24 por la noche y aunque varias de las última nos había molestado (aunque por otra parte bendita molestia) el agua, se temía que no pudiera salir la Señora el día 25; éste era el señalado para la tradicional visita a las monjas y al beaterio; y en efecto, invitadas por el señor cura las Asociaciones del Rosario Perpetuo, Apostolados de la Oración e Hijas de María, se reunieron el día 25 a las dos de la tarde en el templo parroquial yendo delante la Cruz y ciriales de la parroquia el guion y el bonito estandarte de nuestra señora con al lema Sanctas, Sanctas, Sanctas, confeccionado en los talleres de Valencia, estrenado en las fiestas de este año y costeado por una persona piadosa que oculta su nombre. 

      La Comitiva llegó a las Monjas donde fue recibida por el Capellán Sr. Roberto otras conmovedoras coplas cantadas por las Religiosas y de haberle colocado en las esquinas de las andas cuatro lindísimas, guirnaldas de flores del tiempo se condujo, la Virgen al Beaterio donde se verificó idéntica ceremonia, llegando al templo a las tres y media estando invadida la plaza por numerosos fieles. 

      Durante la procesión se sacaron varias instantáneas de la Imagen.” [39]

      El 26 de septiembre la Virgen es devuelta al Santuario, tras una misa a las 4 de la mañana en la Parroquia para partir después acompañada por la multitud hacia su ermita: 

      “El día señalado era el 26 y la noche del 25 pudiera decirse que ha sido para Alcalá una prematura nochebuena en que no se duerme; el alumbrado eléctrico permaneció durante toda la noche. A las cuatro en punto de la mañana del 26 se celebró delante del altar de la Patrona una misa rezada, por el Sr. Cura, mientras cantaban acompañadas de armónium bellas coplas las religiosas de Jesús, María y José. Puede decirse sin exageración que en la Parroquia no cabía ni una persona más, permaneciendo algunas en los alrededores del templo. 

     A las cuatro y media salió la Patrona de la Parroquia poniéndose en camino para el Santuario yendo de preste hasta las afueras el Coadjutor Sr. Brenes acompañado de la Cruz parroquial; la representación oficial la ostentaban el Sr. Alcalde don Manuel Ahumada acompañado del teniente de alcalde Sr. Fernández Piñero y Sres. De la Corte y Mancilla y además una pareja de la guardia civil y toda la municipal. 

     Casi todo el pueblo acompañó a la Virgen hasta la casilla de Peones Camineros, continuando luego algunas familias hasta los Santos a donde llegó a las ocho de la mañana, celebrándose después de llegar, una misa por el Coadjutor Sr. Montemayor.” 

      No transcurrirán ni dos meses cuando nuevamente se vuelve a traer a la Virgen al pueblo, esta vez en rogativa de lluvia para acabar con la sequía, pues al parecer no llovía desde que se celebró la novena en septiembre. El traslado debe producirse posiblemente el día 17 de noviembre, pues el 18 ya se recoge en la prensa: 

“ha sido trasladada en piadosa procesión de rogativas, la milagrosa imagen de Nuestra Señora de los Santos, desde su santuario a la iglesia parroquial de San Jorge, donde se celebrará solemne función para impetrar de la Santísima Virgen cese de la sequía que tantos daños viene produciendo en aquellos campos” [40]

AÑO: 1913
FECHA:  septiembre 
MOTIVO: festivo

      En septiembre, tal como marcan los estatutos, se traslada a la Patrona al pueblo reinando un ambiente festivo, en el que todo el mundo luce sus mejores galas para acompañar a la Virgen por las calles engalanadas hasta la Parroquia: 

     “Se preparaba en Alcalá una de esas fiestas que tanto alegran el alma y que tan puros y delicados sentimientos produce en el que no carece del don más precioso de todos los recibidos de Dios, que es el del amor. 

    Era el recibimiento de nuestra madre la Santísima Virgen de los Santos, que venía al pueblo á recordarnos con su sola presencia el inagotable cariño que siente por sus hijos é infundir en nuestros corazones el camino del bien, apartándonos de las veredas peligrosas por donde suele caminar el hombre irreflexivo. 

    El día de la víspera anunciaba ya el constante repiqueo de las campanas y parecía anunciarlo también multitud de pajarillos, que alegres y bulliciosos gorgojeaban alrededor de nuestro pueblo, como indicando el religioso acontecimiento. 

      La tarde pronta estaba á terminar y unos se trasladaban al santuario en animados grupos para venir al día siguiente acompañando á la Virgen, mientras que otros quedan en el pueblo para finalizar los últimos detalles. Las jóvenes sacaban de sus roperos los más guardados vestidos y los adornaban con lazos de los más bonitos colores, cuidando al mismo tiempo de tener buena cantidad de flores para ofrecérselas á la que es Reina de todas ellas 

      Era el dia deseado. Casi todo el pueblo esperaba la llegada de la Virgen. Las calles por donde habia de pasar la procesión estaban engalanadas con exquisito gusto, luciendo colgaduras de todas clases, banderas, artístico alumbrado y los balcones y rejas ocupados por lindas jóvenes, que esperan con ansiedad la llegada. 

—Si...sí...ya está ahí, no ves los chiquillos como corren, no oyes el redoblar del tambor y el sonido del clarín. 

     La Virgen, sobre riquísimas andas de plata, entra en el pueblo, radiante de hermosura, aclamada por sus hijos, con valiosas joyas, regalos de sus devotos, con la sonrisa en los labios, que parece bendecirnos á todos y ofrecernos sus gracias. 

    La banda de música toca quizás mejor que nunca la incansable Marcha Real y un ¡Viva la Virgen de los Santos! muy prolongado, se oye gritar y el pueblo le contesta emocionado. 

     Los ¡vivas! no cesan un instante y los jóvenes echan desde los balcones flores y más flores. 

     Continúa la marcha procesional y se hace una parada, mientras tanto niñas inocentes dedican suspiros de amor a su amada patrona. 

       Continúa nuevamente la manifestación religiosa hasta la parroquia, dándose cada vez más entusiasmados vivas. 

      Entra la Virgen en su templo, regadas sus andas de las flores que le han ofrecido y mirándonos con ojos clementes y bendiciendo á Alcalá de los Gazules, pueblo querido.” [41]

AÑO: 1915
FECHA:  septiembre 
MOTIVO: posiblemente festivo

     Se produce una nueva venida de la Patrona a Alcalá recogida en los libros de actas de la cofradía del Nazareno y aunque no se menciona la fecha, es casi seguro que se produce en el mes de septiembre con motivo de la festividad de la Virgen, pues en la anotación no se menciona que se acuda con la Imagen del Nazareno, sino solamente los hermanos: 

      “Por citar a los Hos para la procesión de la Patrona y para el entierro del Hº D. José Sanchez Ramos……………………2 (pesetas)”[42]

      A partir de este año, no encontramos más venidas en septiembre en días próximos a la festividad de la Patrona, signo inequívoco de que la Hermandad ya no estaba activa. Es más, en el conocido como documento de los 7 Elencos, fechado en 1919, no se menciona a la Hermandad de Nuestra Señora de los Santos entre las existentes en la localidad. Posiblemente, a partir de 1916 se sustituyan las venidas anuales recogidas en los Estatutos de 1910 por la procesión por los alrededores del Santuario, al depender la organización solamente del cura y no disponer de fondos con los que costear el traslado y la estancia de la Virgen en el pueblo, configurándose la Romería tal como la conocemos en la actualidad. 

AÑO: 1917
FECHA:  30 abril - 1 junio (33 días)
MOTIVO: rogativa por lluvia

       A finales del mes de marzo, los vecinos, acuciados por la sequía que experimentaban los campos, deciden solicitar al Ayuntamiento que traiga a la Virgen: 

      “Con motivo de la sequía que experimentábamos en esta ciudad, acudieron los vecinos al alcalde, pidiéndole viniese en procesión de rogativas Nuestra Amadísima Patrona, confiando en que ella como madre toda bondad para con sus hijos, conseguiría del Altísimo el remedio a la necesidad de este pueblo.”[43]

       Posteriormente, el día 28 el Ayuntamiento inicia el protocolo que desde tiempo inmemorial se sigue para las venidas de la Virgen: 

      “reunido el Excmo. Ayuntamiento el 28 del pasado, acordó que se trajese tan veneranda imagen y siguiendo la tradicional costumbre en estos casos, se nombraron por el Municipio dos diputados que fueron D. Gonzalo Carrillo y D. José Quijano, oficiando acto seguido el señor Arcipreste dándole cuenta del acuerdo tomado y para que dicho señor a su vez nombrase otros dos diputados eclesiásticos, siendo designados los Coadjutores D. Pedro Iglesias y D. Pedro Montemayor.” 

      “Al siguiente día los cuatro citados señores, acompañados de otros muchos recorrieron el pueblo para hacer una colecta a fin de recaudar fondos, terminada la cual acordaron en la mañana del día 30 dar una limosna a los pobres en dicho Santuario, y en la tarde del mismo día sacar procesionalmente a Nuestra Amada Patrona, para traerla a la ciudad. 

      Imposible es describir el entusiasmo del pueblo al llegar la procesión al río, viéndose una compacta masa de gentes que no cesan de prorrumpir en vivas entusiastas a la Virgen de los Santos. 

       Pero sobre todo merece especial mención la llegada de la procesión al puente, donde espera la veneranda efigie de Ntro. Padre Jesús, siendo aquel un momento solemne, viendo a todo un pueblo postrado en tierra enmedio del campo, mientras se hacían las rogativas para conseguir el remedio a la calamidad que nos amenazaba. 

       Sigue la procesión hasta llegar al pueblo, aumentando más el número de personas que la sigue hasta el hermoso templo parroquial, donde hace su entrada próximamente a las nueve de la noche, entre los acordes de la Marcha real, un alegre repique de campanas y las aclamaciones de la multitud, en cuyos momentos y estando la Iglesia rebosante de personas, sube al palpito el Sr. Arcipreste para darle la bienvenida, entonándose acto seguirlo la Salve.” [44]

      Entre los gastos consignados en las cuentas de la Cofradía del Nazareno en 1917 consta: 

     “Gratificacion por conducir el paso del Titular con motivo de la sequia, para la venida y regreso de la Patrona (mayo)….16 (ptas)” [45]

      Al día siguiente de llegar la Virgen a la Parroquia, se inicia la novena en la Parroquia y con ella llegan las lluvias: 

     “El día 1º de Mayo, al toque de oraciones, dió comienzo la Novena de rogativas, estando los sermones a cargo del antedicho Sr. Arcipreste, el que durante nueve noches ha explanado de un modo magistral el salmo De profundis. 

     Y como era de esperar, Nuestra Amadísima Patrona no desatendió los ruegos de sus hijos, pues al segundo día de Novena ya las nubes anunciaban que el agua estaba próxima y en efecto, los días tercero y cuarto caía en abundancia, remediando la calamidad que afligía a nuestro pueblo.” 

      El domingo 13, a las doce de la mañana, con asistencia del Excelentísimo Ayuntamiento, tuvo lugar la solemne función de acción de gracias, celebrando la Misa el M. I. Sr. Lectoral de Ceuta don Antonio Romero Barea. El sermón, que como los de la novena, estuvo a cargo del señor cura propio de esta parroquia don Pedro Martinez Machado, fué muy elocuente, como todos los suyos, desarrollando el tema Monstra te esse Matrem y exponiendo el patrocinio que la Virgen de los Santos ejerce sobre este pueblo, que no debiera llamarse, dice el orador, Alcalá de los Gazules sino Alcalá de la Virgen de los Santos, terminando con una fervorosa súplica, que conmovió profundamente a los numerosos fieles que llenaban las naves del hermoso templo parroquial a, ministrado por los señores Gámez e Iglesias. 

       El sermón, que como los de la novena, estuvo a cargo del señor cura propio de esta parroquia don Pedro Martinez Machado, fué muy elocuente, como todos los suyos, desarrollando el tema Monstra te esse Matrem y exponiendo el patrocinio que la Virgen de los Santos ejerce sobre este pueblo, que no debiera llamarse, dice el orador, Alcalá de los Gazules sino Alcalá de la Virgen de los Santos, terminando con una fervorosa súplica, que conmovió profundamente a los numerosos fieles que llenaban las naves del hermoso templo parroquial. 

      Durante la Novena ha estado la parte musical a cargo de los señores D. José Cobos y D. Manuel Rodríguez, sochantre y organista de la parroquia, manifestando dichos señores su maestría en dicho arte. 

      En la función de acción de gracias, por los antedichos señores y el señor Peñalver, se cantó una escogida misa que obtuvo una esmerada interpretación como igualmente un Ave María después del ofertorio y O Sacro convivium, después de alzar, cantado por el Sr. Peñalver. 

     Todas las noches viene celebrandose el mes de María, ante el altar de la Patrona, terminándose con letanías y Salve cantada.” [46]

       Desconocemos si en septiembre la Virgen es trasladada al pueblo, como en años anteriores, pero lo que sí es seguro es que en noviembre se produce la segunda venida del año por causa de la sequía. Otra vez se vuelven a nombrar a los mismos diputados municipales y eclesiásticos que en la venida de mayo, con el cambio del presbítero de Puerto Real José Gámez Coto sustituyendo al alcalaíno Pedro Iglesias, quien en julio había abandonado Alcalá para hacerse cargo de la Parroquia de San Miguel de Cereceda en la Archidiócesis de Santiago.[47]

      El 18 de noviembre se produce una colecta por las calles para recaudar fondos y ese mismo día es trasladada la Virgen desde el Santuario hasta Alcalá, con la consiguiente bajada del Nazareno hasta el Prado para recibirla: 

      “Abonado a los que condujeron el paso del Titular p recibir a la Patrona, en Noviembre…20 ptas” [48]

      Gracias a su publicación en el periódico local “El Castillo de Alcalá” [49] podemos saber cómo se desarrolló la estancia de la Patrona en el pueblo. Así, desde el 19 al 25 se celebra en la Parroquia la acostumbrada novena y la misa de acción de gracias debe llevarse a cabo el día 28, pues en las citadas cuentas se insertan unos ingresos el día de dicha misa y otro a partir del 29 de noviembre hasta el regreso al Santuario: 

“Cuenta de Ntra. Madre y Señora de los Santos durante su permanencia en esta Ciudad, desde el 19 de Noviembre de 1917 al 26 de Enero de 1918, con motivo de la calamidad que nos amenazaba por la sequia de los campos. 

INGRESOS 

- Colecta por las calles el 18 de noviembre 127,68 
- Id. en las bateas durante la novena 85,77 
- Id. en la función de acción de gracias 22,30 
- Id. desde el 29 de Noviembre al 25 de Enero de 1918 65,52 
- Id. por las calles el 24 de Enero de 1918 123,84 

Total 425,11 

GASTOS 

- Comida a los pobres y demás gastos al traer la Patrona (comprobantes Núms. 1 al 9) 93,35 
- Por 34 libras de estearina y 134 de cera (comprobante Num. 10) 85,50 
- A los Señores Sochantres y Organistas, por la novena, función de acción de gracias 
   y Salves (comprobantes Núms. 11 y 12) 92,00 
- Sacristanes y demás servidores (comprobantes Núm. 13) 50,25 
- Gratificación a la Banda Municipal (comprobante Núm. 14) 30,00 
- Id. Al Santero e invitación postulantes (comprobante Núm. 15) 8,00 
- Limosna de pan a los pobres y comida a los hombres 
   que llevaron la Patrona, al regreso (comprobantes del 16 al 21) 58,15 
- Por poner y quitar la rampla (comprobante Núm. 22) 8,00 

Total 425,25 

RESUMEN 

Importan los ingresos 425,11 
gastos 425,25 
Déficit 0,14 

Alcalá de los Gazules 1 de Febrero de 1918. 

Los Diputados del Municipio y Arciprestazgo---José Quijada.-Pedro Montemayor.- José Gámez.- Gonzalo Carrillo. 

NOTA.- La persona que desee ver los comprobantes puede interesarlo de los Señores Diputados. 

      Debo hacer contar, para que llegue a conocimiento de todos, que los gastos de almuerzo y comida de los Sres. Diputados, a la venida y regreso de la Patrona, han sido contentos por dichos señores, sin que en nada se hubiesen gravado los fondos de la citada Patrona, como pueden ver cuantas personas lo deseen, por los comprobantes que obran en mi poder. 

El depositario de los fondos. 

PEDRO MONTEMAYOR” 

Fotografía original del fotógrafo isleño Andres Quijano
tomada en torno a 1920, cuyo original se conserva
en el Salón de Actos de la Iglesia de la Victoria
       A principios de 1918, aún continúa la Virgen en el pueblo, debiendo celebrarse más de una novena, pues el periódico alcalaíno anunciará el 6 de enero de 1918 la celebración de una función de acción de gracias: 

     “Se anuncia para el dia de Epifanía la función de acción de gracias a nuestra Amada Patrona la Virgen de los Santos. Cultos con que tradicionalmente terminan en ésta, las rogativas por la lluvia que, gracias a Dios, ha remediado en gran parte la calamidad, que se avecinaba.” [50]

       Finalmente, la función no se celebrará el día previsto, retrasándose hasta el 14 de enero: 

      “El pasado domingo 14 se celebró la función de acción de gracias con que tradicionalmente suelen terminar las rogativas a nuestra amadísima Patrona la virgen de los Santos. 

     Asistió el Ayuntamiento presidido por el Sr. Alcalde D. Antonio Galán Fernández. 

     Por la capilla se interpretó una hermosa misa, cantándose en el ofertorio el Tota Pulchra de Maqueda. 

     El sermón estuvo a cargo de nuestro celoso señor Arcipreste D. Pedro Martínez Machado. 

      Terminada la misa se entonó un solemne Tedeum.” [51]

      Posteriormente, el 24 de enero se vuelve a recoger limosna por las calles, celebrándose al día siguiente la tradicional procesión al Convento de Santa Clara y al Beaterio: 

      “Siguiendo antigua tradición visitó nuestra amada Patrona el convento de Santa Clara y el Beaterio de Jesús María y José la víspera del regreso a su Santuario. 

      Asistieron los señores diputados eclesiásticos y civiles, hijas de María y numerosos fieles.  La procesión resultó lucidísima.” [52]

      Esta tradicional visita a los dos cenobios femeninos alcalaínos es la antesala del regreso de la Virgen de los Santos al Santuario, que se produce el 26 de enero, tras 69 días en el pueblo: 

      “Regresó a su Santuario Ntra. Amadísima Patrona la Virgen de los Santos. 

      La procesión resultó en la solemnidad acostumbrada, siendo numerosísimas las familias que acompañaron hasta la histórica ermita a nuestra Santísima Madre y Señora. 

      En los Santos se repartió una copiosa limosna de pan a los pobres.” [53]

      Al mismo tiempo que la Virgen regresa al Santuario, la talla del Nazareno es devuelta a su sede en la Victoria desde la Parroquia, donde ha permanecido desde que vino la Patrona, tal como corroboran las cuentas de su cofradía: 

      “Abonado por la conducción procesional del Titular de la Parroquia a su Iglesia al regresar la Patrona a su Santuario…” [54]

     “Abonado por un recibo del hermano Mayor, referente a gastos causados por la Procesion del Divino Titular, al regreso de la Patrona al Santuario……16 ptas” [55]

AÑO: 1923
FECHA:  entre el 20 de marzo y el 27 de marzo
MOTIVO: misiones

       En 1923 se produce la novedad de la venida de la Virgen de los Santos hasta la población por un motivo nuevo hasta esta fecha: la celebración de Santas Misiones ordenada por el Obispo, quien en febrero pide su colaboración a los regidores alcalaínos: 

      “Se dio cuenta de comunicación del Ilustrisimo Señor Obispo de la Diocesis referente a haber dispuesto que en la actual Cuaresma se darán en esta, Santas misiones y esperando se preste a las mismas apoyo moral y material; la corporación enterada acuerda por unanimidad se preste dicho apoyo biendo con agrado las disposiciones del Prelado”[56]

      Si bien en esta primera comunicación entre obispo y ayuntamiento no se recoge nada relativo a la venida de la Virgen, a mediados de marzo, se van concretando los actos, entre ellos la referida venida, para lo cual los munícipes alcalaínos acuerdan nombrar un diputado, en vez de los 2 que tradicionalmente se nombran cuando la Patrona viene en Rogativa: 

     “terminada la orden del dia y previa declaración de urgencia se dio cuenta de un oficio del Señor Párroco referente a la venida de la Patrona Nuestra Señora la Virgen de los Santos y Padres Misioneros, acordándose por unanimidad que la Corporación concurra a su recibimiento y designa al Concejal Don Gonzalo Carrillo Salcedo para que se persone en el Santuario el dia de la venida y en representación del Ayuntamiento acompañe a dicha Patrona desde el Santuario”[57]

      “Asimismo se dio cuenta previa declaración de urgencia de un oficio del Señor Parroco de esta ciudad sobre la marcha de la Patrona la Virgen de los Santos y Misioneros y se acuerda por unanimidad asista la Corporación a la despedida como también se acuerda nombrar al Concejal Don Gonzalo Carillo para que la acompañe al Santuario en representación del Ayuntamiento”[58]



NOTAS

[29] AMAG. Actas Sesiones del Ayto. Pleno. Libro 10. Folio 141 vto. Punto 6º de la Sesión del 13 de abril de 1903. 

[30] AMAG. Actas Sesiones del Ayto. Pleno. Libro 12. Folio 36 vto. Y 37. Sesión extraordinaria del 2 de abril de 1905. 

[31] AMAG. Actas Sesiones del Ayto. Pleno. Libro 13. Folio 84. Punto 5º de la Sesión del 30 de marzo de 1907. 

[32] Ib. Folio 89 vto. Sesión del 29 de abril 

[33] Ib. Folio 88 vto. Y 89. 

[34] AMAG. Actas Sesiones del Ayto. Pleno. Libro 16. Folio 38 vto.. Punto 5º de la Sesión del 11 de abril de 1910. 

[35] Estatutos de la Hermandad de Ntra. Sra. de los Santos. Septiembre 1910 

[36] AMAG. Actas Sesiones del Ayto. Pleno. Libro 16. Folio 73 Punto 6º de la Sesión del 3 de septiembre de 1910. 

[37] Crónica sobre la fiesta de la Patrona, escrita el 16 de septiembre por el corresponsal de “El Correo de Cádiz” en su edición del 18 de septiembre de 1912. Año IV Número 917 pág. 2. 

[38] Edición del 28 de septiembre de 1912 de “El correo de Cádiz” Año IV Número 1336 pág 

[39] Edición del 18 de noviembre de 1912 de “El correo de Cádiz” Año IV Número 967 pág. 2 

[40]Edición del 18 de noviembre de 1912 de “El correo de Cádiz” Año IV Número 967 pág. 2 

[41] Crónica de la venida firmada por Isidro Castro que fue publicada en la edición del 16 de noviembre de 1913 de “La Unión ilustrada” Año V nº 218 págs. 8-9 

[42] Libro actas Cofradía Nazareno 

[43] Edición del 17 de mayo de 1917 de “El correo de Cádiz” Año IX Número 3018 pág. 3 

[44] Edición del 17 de mayo de 1917 de “El correo de Cádiz” Año IX Número 3018 pág. 3 

[45] libro 5º de Cuentas de la Cofradía del Nazareno, folio 23 

[46] Edición del 17 de mayo de 1917 de “El correo de Cádiz” Año IX Número 3018 pág. 3 

[47] “El Correo de Cádiz” edición del 2 de julio de 1917 07 02. Año IX Número 3034 pág. 1 

[48] libro 5º de Cuentas de la Cofradía del Nazareno, folio 23 

[49] Edición del 6 de febrero de 1918 de “El Castillo de Alcalá” nº VII pág. 3. 

[50] Edición del 6 de enero de 1918 de “El Castillo de Alcalá” nº III pág. 3. 

[51] Edición del 18 de enero de 1918 de “El Castillo de Alcalá” nº V pág. 2. 

[52] Edición del 26 de enero de 1918 de “El Castillo de Alcalá” nº VI pág. 2. 

[53] Edición del 6 de febrero de 1918 de “El Castillo de Alcalá” nº VII pág. 3. 

[54] libro 5º de Cuentas de la Cofradía del Nazareno, folio 23 

[55] libro 5º de Cuentas de la Cofradía del Nazareno, folio 25. Cuentas 1918 

[56] Actas Sesiones Ayto. Pleno. Libro 24 folio 181. Punto 5º de la sesión del 24 de febrero de 1923. 

[57] Ib. Folio 188. Sesión del 19 de marzo. 

[58] Ib. Folio 192. Sesión del 26 de marzo