viernes, 17 de abril de 2015

Sainz de Andino al descubierto (I)



Ismael Almagro Montes de Oca.


       A pesar de ser nuestro paisano más ilustre, Pedro Sainz de Andino, se nos presenta para la gran mayoría como un auténtico desconocido, del que apenas sabemos nada, exceptuando su ingente trabajo como político y legislador. Por eso en las siguientes líneas vamos a intentar acercarnos al Sainz de Andino más personal y humano, para descubrir aspectos de su vida casi ocultos, dejando al descubierto a un personaje que se movía como pez en el agua entre las bambalinas de la escena política que le tocó vivir, dotado de una gran inteligencia, pero también rodeado de algunas sombras, que le dan a su vida un punto cuanto menos que intrigante.

      Pedro María del Carmen nace en Alcalá el 11 de noviembre de 1786 [1], sin embargo, resulta curioso que en el certificado expedido por el Vicario de Alcalá Francisco Javier de Medina, que presenta en la Universidad de Sevilla para la obtención del grado de Bachiller figure una fecha distinta: “En la villa de Alcalá de los Gazules en el dia trese del mes de Noviembre del año de mil Setecientos ochenta y quatro Yo Dn Alonso Lopez Pro. de licentia Parochi, Bautizé a Pedro Maria del Carmen, que nacio el dia onze de dho mes, es hijo legmo y primero de este nre. de Dn Rufino Andino y Pinceti natural de Ubrique y de Dª Elvira Alvarez Sanchez, natural y vecinos de esta prenarrada villa". 

Partida de Bautismo de Pedro Sainz de Andino en el Archivo Parroquial de Alcalá

       Curioso es también que propio Andino, durante su carrera estudiantil en Sevilla, se cambie el nombre: “Dn Pedro Jose Andino y Alvarez, natl de la Villa de Alcala de los Gazules Obdo de Cadiz como mejor proceda parezco ante V. S. y digo: Que me gradué de Bachr en Leyes a Clº Pno (claustro pleno) pr esta Univerd en 19 de Abl de mil 1804: según se averigua de la certifcon qe presento y juro. Y respecto a qe necesito recibir el Grado de Licendo en dha facultad y pa ello justificar (conforme a Estatutos y Practica de esta Univerd) qe soi hijo legmo de Dn Rufino Andino natl de la villa de Ubrique Obdo de Malaga y Dª Elvira Alvarez, natl de la citada de Alcalá” [2]



      Poco antes de 1792 los Andino abandonan Alcalá para trasladarse a Puerto Real, aunque mantienen los lazos familiares con nuestro pueblo, ya que existe en 1800 un maestro carpintero de apellido Andino, seguramente tío de nuestro jurista, a quien en la epidemia de fiebre amarilla se le encarga el arreglo de unas parihuelas para trasladar a los enfermos al hospital: “importante aquella 90 rrs del costo de dos parihuelas pa limpiar los muladares y esta 209 del costo de la silla mandada hacer por la Junta de Sanidad pa la conducción de enfermos ambas documentadas con recibo del mtro. Juan Andino” [3]



      Pedro sigue sus estudios en Cádiz, pasando posteriormente a la Universidad de Sevilla, donde obtiene el grado de Bachiller en Leyes el 19 de mayo de 1804, doctorándose el 7 del mismo mes de 1806. Precisamente estará trabajando en la universidad hispalense cuando se descubra la primera gran sombra en torno a Sainz de Andino al iniciarse la Guerra de Independencia. Mientras el padre, Rufino Andino, se obliga ante escribano a dar 10 reales diarios a su hijo Rufino José, para su manutención por haberse alistado en Sevilla en el bando nacional en el Regimiento de Dragones de Pavía, [4] su hijo Pedro, parece ser que influenciado por algunos compañeros universitarios, tales como Sotelo o Reinoso, afectos declarados de Bonaparte, acepta el cargo de subprefecto de Jerez y secretario general de dicha prefectura, convirtiéndose así en afrancesado. El 14 de enero de 1810 participa en un último claustro abandonando Sevilla dirección Jerez, tierra con la que guardará vínculos hasta su muerte y donde vive su padre, al menos esporádicamente a partir de dicho año. [5] Será Pedro Andino quien firme la orden entregada en Alcalá el 31 de diciembre de 1810 para nombrar un ayuntamiento afrancesado y que nunca llegó a tomar posesión.

      Llegados a este punto podemos ofrecer tres novedades en la vida de Sainz de Andino. Era conocido que desde Jerez pasó a la prefectura de Écija en septiembre de 1811. Sin embargo, nuestro personaje es enviado con anterioridad, a finales de Abril a la capital andaluza, tal como se recoge en la correspondencia del Conde de Montarco, comisario regio general de Andalucía, con el prefecto de Jerez: “Prevenga V. S. al Secretario General de esa prefectura dn Pedro Andino, que se me presente en esta Capital a la mayor brevedad posible, substituyéndole en sus funciones durante su ausencia, el Subprefecto de esa dn Justino Matute.= Dios y Sevilla 23 de Abril de 1811.= Mco” [6]


      Otra de las novedades es que Pedro Sainz de Andino, del cual se desconoce su fecha de casamiento, fechándola Fernando Toscano con anterioridad a 1832, [7] debe contraer matrimonio con Ana Villanueva y Collado a principios de 1810, pues al poco de desplazarse a Sevilla, siguiendo las órdenes anteriores, solicita su regreso a Jerez por haber dado a luz su mujer y sufrir depresión por el traslado: “En atención a haberme expuesto dn Pedro Andino, que su mujer está recién parida y gravemente enferma de resultas de la impresión que le ha causado su venida a esta ciudad, le concede por ahora la licencia que solicita para volver a su destino, (…) Dios y Sevª 9 de Mayo 1811= Mco” [8]



      La última novedad es que en los círculos afrancesados parece ser que no está muy clara la postura de Pedro Sainz de Andino con la causa napoleónica, pues al autorizar su regreso a Jerez se dan órdenes para “que se vigile sobre su conducta”.  El 21 de mayo se produce una nueva comunicación reincidiendo para que se le ponga vigilancia, lo que puede indicar que nuestro paisano, tal vez desencantado con el proyecto de Napoleón, decide pronto desligarse del mismo: “Quando partió de esta Ciudad para esa, el Secretario de la Prefectura Dn Pedro Andino, dirigí a V. S. oficio con fha de 9 del actual, diciéndole que le concedía licencia por ahora para volver a su destino por la grave enfermedad que me expuso padecía su Muger de resultas de su venida y encargaba a V. S. que vigilase sobre su conducta; y no haviendome V. S. acusado recibo de dho oficio, ni su conformidad, dudo si le ha recibido y espero su contextacion= Dios y Sevª 21 de Mayo de 1811= Mco” [9]



      Posteriormente, en agosto, Sainz de Andino es enviado a la prefectura de Écija: “Apruebo el nombramto interino que ha hecho V. E. el Secretº Gral de esa Prefectura en dn Rodrigo Sanjurjo Canciller del sello de la Rl Audª de Sevilla, por las particulares qualidades que me expone concurren en este Yndividuo, en lugar de dn Pedro Andino qe debe haber pasado a encargarse de la Subprefectura de Ecija bajo la misma interinidad. Asi lo hago presente a S. M. en esta fha por el Ministerio de lo Ynterior con inserción del oficio de V. E. de 6 del proxº pasado =” [10]



       Justo un año después, ante el desarrollo de los acontecimientos, nuestro personaje abandona Andalucía, emigrando a Francia, primero a Olerón y después a Tolosa, donde trabaja en una casa de comercio entre 1813 y 1816. Con Pedro en el extranjero, aportamos aquí otra novedad en la vida familiar de los Andino, pues su padre Rufino, vecino de Jerez desde 1810, como mencionamos anteriormente, todavía mantiene vínculos con Alcalá puesto que desde abril de 1816 y hasta el mismo mes de 1820, arrienda las jerezanas tierras de Jostrana, propiedad de los frailes del convento de Santo Domingo de Alcalá, tal como consta en uno de los libros de ingresos de dicho convento: “Recivs seiscientos rrs vn de Dn Antonio Abad (que pr equivocación se les puso las anteriores qe las tiene Dn Rufino Andino)” [11]





NOTAS

[1] ARCHIVO PARROQUIAL DE ALCALÁ DE LOS GAZULES. Libro de Bautismos Nº 21 folio 210 

[2] ARCHIVO HISTÓRICO UNIVERSIDAD SEVILLA. Libro 0731, folios 121-133. Expediente de Pruebas de Legitimidad y Limpieza de Sangre de Pedro José Andino Álvarez, para la obtención de los grados de licenciado y doctor en Leyes en la Universidad de Sevilla. 1806 

[3] ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL. CONSEJOS,11992,EXP.34. La Junta Central remite al Consejo Supremo, para que consulte o acuerde lo que estime conveniente, el expediente de Manuel Simó y Solano, residente en Bornos, en el que solicita que se le reintegre en el oficio de corregidor de Alcalá de los Gazules del que fue expulsado en 1803 por el capitán general de la provincia, Tomás de Morla. 

[4] TOSCANO DE PUELLES, Fernando. Sainz de Andino, el Hacedor de leyes. 1987. Pág. 82 

[5] Ibídem 

[6] ARCHIVO HISTORICO NACIONAL. CONSEJOS, L.1745. Folio 32 vuelto. Registro de órdenes del conde de Montarco, comisario regio general de Andalucía. Prefectura de Jerez de la Frontera 

[7] TOSCANO DE PUELLES, Fernando. Sainz de Andino, el Hacedor de leyes. 1987. Pág. 102 

[8] ARCHIVO HISTORICO NACIONAL. CONSEJOS, L.1745. Folio 39 

[9] Ibídem. Folio 43 vto. 

[10] Ibídem. Folio 75 

[11] ARCHIVO HISTORICO NACIONAL. CLERO-SECULAR_REGULAR,1447/1450. CLERO-SECULAR_REGULAR,L.1631/1640, 2191/2194 


1 comentario:

  1. Excelente trabajo. Estoy deseando leer la segunda parte. Felicidades.

    ResponderEliminar